Retiro Kerigma de María en Puerto Real (Cádiz)

Cuando me hablaron de este Curso/Retiro impartido este pasado año, allá por el mes de agosto en Villadeciervos, lo primero que me llamó la atención fue su Título. En seguida me percaté del Primer Anuncio de María, desbordante de alegría corriendo y poniéndose al servicio de la voluntad de Dios.

Hablar de María para un creyente, ya es una gozada…, y como se habla!!!
Me encantó como se contagió su ALEGRÍA y como poco a poco, se fue desmenuzando su SÍ, abriéndonos ese apetito en imitar su aceptación, su obediencia, su respuesta.

En cuanto a su planificación, preparación y exposición, creo que es justo mencionar, como el equipo ha sabido adaptarse a las circunstancias, al lugar para desarrollarlo, materiales, etc., comprimiendo el contenido sin omitir su esencia.

Los temas y dinámicas, marcados por sus enseñanzas y Alabanzas, daban paso a la implicación de los participantes, y todo ello envueltos en una animación y ambientación musical qué invitaban a los asistentes a engancharse activamente.
Implicar al participante, no solo lo considero acertado, sino necesario, haciéndolos parte del CONTENIDO y animándolos a ser elemento activo del Retiro, llevándolos a contemplar, experimentar y vivir lo recibido.

Y no puedo olvidar la CONVIVENCIA, compartiendo nuestras historias, llenas de luces y sombras, el acompañamiento y cariño que solo se hace posible alrededor de Cristo.

Para terminar, quisiera transmitir mi más sincero agradecimiento al Equipo que ha hecho posible este Retiro, a todos los que han colaborado en su preparación y realización, y a los que con tanto cariño, sean volcado y puesto en CAMINO para rememorar ese tan deseado ANUNCIO que ha recorrido y sigue recorriendo la historia de la humanidad, animándonos hacerlo nuestro para llevarlo a los demás.

Que el Señor siga Bendiciendo esta Comunidad con la acción del Espíritu Santo y suscitando respuestas que agradan a Dios.

Un fuerte abrazo en Cristo!!!🙏🏽 Antonio

Este retiro es un regalo que el Señor me ha hecho. En el viví mil sentimientos que llenaron mi corazón de emoción que llegó hacer que saliera alguna lágrima de mis ojos. Lágrimas del amor que le tengo. En el Kerigma de María nos enseñaron la importancia del SÍ de María. Un SÍ que nos trajo a Jesús y nos lleva hasta Él.

Es un SÍ incondicional, obediente que cree y ama a Dios. Siempre desde la humildad que ella nos muestra. Es la actitud de MARÍA la que tenemos que imitar y traer a nuestra vida. Darle al Señor un SÍ con Mayúscula. Desde nuestra humildad estamos invitados a CREER, OBEDECER, SEGUIR al Señor como María, es decir, AMARLO sin condiciones. Dejando que el Amor que Él nos tiene nos inunde y nos transforme dejando que el ESPÍRITU SANTO actúe en nosotros. El sabernos poseedores de este amor tiene que hacer que seamos felices, tengamos una vida donde lo negativo no tenga cabida y seamos positivos, incluso en los momentos difíciles porque en ellos no estamos solos, Él está con nosotros y nos da la Paz interior y consuelo que sólo Él puede dar.
Igual que el Señor es la luz en nuestra vida, nosotros debemos ser la luz para las personas que no lo conocen, están alejados,sufren etc…


La misma alegría que hay durante todo el retiro es la que tiene que acompañarnos durante toda la vida. NO PODEMOS ESTAR TRISTES SI LO TENEMOS CON NOSOTROS.
Un retiro lleno de alegría, felicidad y amor. Tanto por parte de los que impartían el retiro ( a los que les doy mil gracias por el enfoque dado) como de los participantes. Éramos una familia grande, alrededor de nuestro Padre y Madre.
Un abrazo y siempre DE COLORES. Maite

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *