¡Pentecostés! Recibiendo la vida nueva.

Siempre es bonito compartir con los hermanos, es una alegría muy grande poder haber estado presente y celebrar Pentecostés.
Creemos y esperamos que el Espíritu Santo se hará presente en nuestras vidas y con más fuerza y ganas en Pentecostés.

Pero yo, personalmente no esperaba nada, porque sabía que no puedo estar presente en la Iglesia todo lo que me hubiera gustado.
Pensé que al estar más tiempo presente y rezando más, vendrá con más fuerza, pero no…
El Espíritu Santo te toca libremente, cuando quiere y como quiere.
De manera inesperada inunda todo tu ser, le llena de emoción, de fuerza, te renueva y te hace sentirte libre, te acoge así, tal y como eres.

Justo allí, donde sabes que hay tantas cosas que mejorar, donde sabes que eres duro contigo mismo, donde sabes que no te contentas porque nunca es suficiente, justo así, con esa dureza de corazón…te acoge, te abraza, entra en tu corazón, lo ablanda y lo llena de todo aquello que tú necesitas para que te sientas importante para Dios. Lo llena de tanto amor que incluso tú mismo te puedas ver con otros ojos,con misericordia. Reconoces que no eres perfecto, que te equivocas, que muchas veces tropiezas en la misma piedra, y que a pesar de todo eso, el Espíritu Santo vierte sobre ti luz, esperanza, ánimo, alegría y amor.
Así me sentí yo, con nuevas fuerzas. 

Dejar las culpas atrás, dejarse querer y creer de verdad que el Espíritu Santo tiene el poder de levantarnos, de inspirarnos. Tiene todo lo que necesitamos, tantos y tantos frutos que sólo tenemos que pedir.
Para mí, este año, este Pentecostés fue muy especial.
No significa que estaré siempre alegre o que no tropezaré, pero la diferencia es que ahora camino con esperanza.

Sé que si invoco con todo mi corazón al Espíritu, Él vendrá en mi socorro.

Ana

¡¡¡Cristo ha resucitado!!! Me han dado la oportunidad de contar lo que he vivido y experimentado durante este Pentecostés, pero antes de empezar me gustaría presentarme: hola, soy Emanuela, miembro externo del oasis de Recanati y estando de Erasmus en España, decidí venir a pasar Pentecostés con mis hermanos aquí en Villadeciervos.

Debo decir que fue un Pentecostés diferente al habitual porque por primera vez en 23 años lo pasé en otro Oasis y sobre todo sin mi familia. Como también se dijo durante los distintos temas, cuando se acerca Pentecostés, muchas veces sentimos miedo y nos encerramos en nosotros mismos. Admito que tenía miedo: miedo de no sentirme bienvenida, miedo de no poder comunicarme bien, miedo de caer en el reposo espiritual sin tener a mi papá o a alguien de mi gran familia de Recanati para apoyarme, miedo de no tener ese abrazo de mi mamá o de un amigo querido cuando más lo necesitaba. Sí, tuve bastante miedo, pero fue precisamente en ese miedo donde más actuó el Espíritu Santo: me sentí Acogida, y lo ‘escribo’ con una gran A, la dificultad del idioma casi no existió porque en la oración al Señor no importa en qué idioma reces, fui a descansar en el espíritu y tuve un cálido abrazo de quien rezaba por mí, sentí a jóvenes cerca de mí aunque acababa de conocerlos y sentí que estaba dentro de un cálido abrazo.  El Espíritu Santo vino y se movió. Lo que más me conmovió fue que me sentí completamente en casa, que cada miembro de este oasis me dedicó unas palabras, desde el más pequeño al más grande, compartiendo conmigo sus experiencias y su vida cotidiana. Esta es la maravilla de la Koinonia que conozco y con la que he crecido: sentirnos parte de una misma familia a pesar de que estemos en países diferentes, utilicemos idiomas distintos y tengamos culturas diferentes, al final somos un solo pueblo caminando en Cristo. 

Por eso no tengo otras palabras para concluir que con:

¡¡¡Gracias por acogerme!!!

Emanuela

Esperaba la fiesta de PENTECOSTÉS con ilusión y esperanza.
Tres tardes antes me uni a la Comunidad, orábamos para que el E.Santo se manifestara con fuerza .
Llegó el día y hermanos de varios puntos de España, incluso de Italia, se acercaron a Villardeciervos .
Familias con sus niños, parejas y …jóvenes, tan añorados en estos tiempos en la Iglesia y en nuestra KOINONÍA .
Toda una jornada de gozo con animación, cantos de alabanza, enseñanzas de las que llenan el alma, dinámicas, compartir testimonios y alegría sin fin .

Por la tarde más expectación, los cantos para pedir el E.Santo intensos y cada cual más penetrante, me iban calando cada vez más.
Llegó el tiempo del REGALO esperado : la EFUSION del E.SANTO y fue impresionante. Con la misma fuerza que lo pedimos se derramó ; mi corazón latía fuerte y las lágrimas afloraron. Es algo que no puedo explicar, es un gozo que inunda.
Cómo broche final, una Eucaristía Vivida a tope, el Señor estaba, se notaba, se sentía …
-Gracias a mi Comunidad que prepararon todo con tanto mimo y cariño.
-Gracias al ministerio de música – a los animadores -ponentes …
-Gracias a todos los hermanos de otras Comunidades por compartir emociones, risas ,comidas testimonios que enriquecen …
E.Santo que tu soplo de Vida y de fuego nos impulse a compartir lo que hemos recibido … Amén 🙏

Manolita

Para mí ir a Villardeciervos es siempre una alegría porque sé que allí, en el oasis, me voy a encontrar con mis hermanos de comunidad y con el Señor.
Este Pentecostés he ido con mucha ilusión porque estuve el año pasado y sabía que el Espíritu Santo se iba a derramar generosamente sobre nosotros.
Así ha sido‼️ Gracias a las enseñanzas previas que prepararon nuestro corazón y nuestra mente para la venida del Espíritu Santo tuve una experiencia fuerte del Espíritu en mí. Me sentí con mucha paz y un «fuego» interior que me hacía cantar y alabar al Señor con fuerza y sin parar. Fue impresionante ver como todos unidos alabábamos e invocábamos la presencia del Espíritu Santo.
Por las caras de alegría , aunque con lágrimas en los ojos, puedo asegurar que el Espíritu Santo se derramó sobre todos nosotros: sacerdotes, consagrados y laicos.
Ha sido una experiencia muy intensa que me llevo y que me confirma que el Espíritu Santo actúa y que sin Él nada podemos.
Gracias a todos por haber estado allí. Gracias, hermanos del oasis de Villardeciervos, por vuestra generosidad y entrega.
Gracias, Señor por tu Amor❤️🕊️🔥❤️ 

María José

En este nuevo Pentecostés, y digo nuevo porque siento que todo comienza ahora.
El Espíritu Santo se ha derramado con mucha fuerza, así lo he sentido yo, dándome una gran sacudida, limpiando lo antiguo (mi pasado) y fortaleciendo el presente.
Hoy me siento con más fortaleza, más vigor, esperanza y alegría, y deseando emprender el camino que me espera junto a Jesús y con mis hermanos de comunidad.
En este nuevo comienzo me ha dado la necesidad de acudir a la Virgen María,mi Madre, a sentir su reconfortante abrazo maternal.
Es una nueva experiencia para mí (nunca he sido muy Mariana),pero el Espíritu Santo en su grandísima generosidad sabía que me faltaba acudir a mi Madre, y me ha llenado de su Amor Maternal que El sabía que tanto necesitaba. Ahora, después de dármelo se donde ir para recibirlo ,pues se que mi Madre siempre está dispuesta para abrazarme.  

Carmen

 

En el encuentro de Pentecostés; para mí ha sido una nueva experiencia con el E. Santo, verdaderamente estaba ese día entre nosotros, como toco mi corazón que no recuerdo una emoción tan grande, que llegó un momento que mi mente no pensaba en nada, sentía la fuerza del E. Santo que yo tenía que seguir Alabando a Dios nuestro Padre con toda mi fuerza. Las horas fueron muy cortas para mí, con la enseñanza y la invocación al E. Santo. Gracias por todo, y por poder estar con todos de la Koinonía Juan Bautista que ha hecho posible que el E. Santo esté con todos nosotros 🙏 Gracias.

Eusébia

Este año, decidí pedir mis vacaciones de trabajo en estos días para poder ir sin prisas al oasis y celebrar Pentecostés con mi comunidad.
Y Dios que no se deja ganar en generosidad me ha regalado poder ser parte activa en este encuentro.
Doy gracias a Dios por la comunidad que de manera generosa abre todas sus puertas 🚪 para nosotros, que con luchas, miedos y batallas venimos a recargar pilas para seguir siendo Juan Bautista allí donde transcurren nuestras vidas.

Gracias a los hermanos que de distintos puntos de la geografía española ( e incluso de otros países) tenemos este oasis como un lugar bendecido por Dios y se ha convertido en nuestro punto de encuentro.

Gracias a los niños y jóvenes que llenaron de esperanza nuestras vidas. Son el futuro de nuestra comunidad.

Gracias al Espíritu Santo que se derrama fuerte en mi debilidad y me hace ver cómo Dios actúa en mi vida sanando y bendiciendo.
Si tuviera que resumir lo vivido en una frase sería esta: “ te basta mi gracia, mi fuerza se realiza en tu debilidad “
Hasta nuestro próximo encuentro y mientras tanto guardo todo esto en mi corazón.

Rebeca

Este ha sido un Pentecostés muy esperado y, para ello, me estuve preparando, aprendiendo cosas sobre el E. Santo. Llegué a Villardeciervos con muchas ganas de Comunidad y de encontrarme con los hermanos. El Señor siempre nos da más de lo que esperamos y me ha regalado a nuevos hermanos que me han hecho crecer en mi camino; luego las enseñanzas, la superAnimación y la llamada del Espíritu para orar e imponer las manos a los hermanos han sido la culminación de una Pascua disfrutada y bendecida. Me he sentido, realmente, instrumento del Señor y me tocaron especialmente los testimonios de los jóvenes, cómo han disfrutado de lo que Dios había preparado para ellos. ¡¡Todo lo hace nuevo!! E. Santo, sana nuestro pasado, bendice nuestro presente y regálanos un futuro nuevo lleno de ti!!!!! Amén.
Martín

El encuentro de Pentecostés tan deseado para mí estuve el año pasado y Él inundó todo mi ser.
Días antes anhelaba con todo mi corazón este encuentro. Encontrarme con los hermanos de nuevo con la comunidad con el cariño que nos reciben. Lo hermoso que lo ponen todo y la acogida tan cariñosa.
Todos los preparativos de la oración y las hermosas alabanzas, el trabajo de cocina mi más agradecimiento.
Yo le pedí cuando dijo Vladimir que Él pediría por la alegría y el Amor ❤️ le pedí lo mismo a excepción de que me ayude a evangelizar y se lleve mis temores. Y si lo sentí, me hizo llorar y la vez sanar de ese sentimiento de dureza de corazón. Les estoy muy agradecida a toda la comunidad.
Cuando llegamos Santiago me compartió que en la puerta vio una luz resplandeciente y me preguntó  si yo la había visto. Pues yo le dije que no y él se extrañó.
Pues el regalo era para él del E.S. 

María

Me gustaría daros mi testimonio,sobre lo que he vivido este Pentecostés,con la comunidad de la Koinonía Juan Bautista a la que pertenezco.
Me llamo Amparo estoy casada con Martin desde hace 38 años y 9 de novios😂😂toda mi vida casi.
Tengo 3 hijos, una chica y dos chicos y 2 nietas preciosisimas que me ha regalado el Señor.
Soy de Cádiz y me enorgullezco de eso, la alegría y el optimismo siempre me han acompañado, por ser de Cádiz pero sobre todo por seguir a Jesucristo desde muy temprano edad.

Este Pentecostés con 64 años que tengo es un antes y un después en mi vida personal y espiritual.
El Señor se ha derramado a lo ¡¡¡¡¡Grandeeeee!!!!!
Se lo he pedido con muchas fuerzas y me preparé semanas antes para ello.
Deciros, que nadie que pida el Espíritu Santo se le denegará, Dios cumple siempre siempre lo que promete.
Celebrar con los hermanos es lo mejor, porque sientes que lo más importante es lo que tenemos en común y eso es Jesús.

Os animo a todos los que leáis este testimonio ha intentar celebrar y participar siempre en Comunidad. Jesucristo nunca iba solo, siempre rodeado de su comunidad.
Que Dios os Bendiga a todos y os regale su Don » El Espíritu Santo » 

El cansancio del día a día, la rutina me habían quitado la motivación para ir a celebrar Pentecostés en comunidad. Pensaba en el trajín de los viajes. Pero días antes, ocurrió un imprevisto que me hizo cambiar de idea y viajar. El Señor ha estado grande, no sólo me ha animado allí con tantos detalles, sino también me llenó de fuerza. Gracias, Espíritu Santo por haberme renovado con tu poder.

 Isaura

No es la primera vez que acudo a Villardeciervos… a Pentecostés o cursos de Agosto, y siempre es una novedad, algo nuevo, diferente. Este Pentecostés iba con especial motivación para el encuentro personal con el Espíritu Santo y no ha fallado. Fue un sábado intenso y completo de mañana y tarde con las enseñanzas muy clarificadoras sobre el E. S. y cómo actuar con Él. Así como, un encuentro con todas las personas que acudieron, algunas nuevas y de diversos países.
Estuvimos alabando y bendiciendo al Señor con especiales momentos de invocación al E.S. con la ayuda del equipo de música que nos llevó en volandas para ese encuentro.
Lo he vivido intensamente y he visto la felicidad en todos mis hermanos que estaban allí con el gozo de tener el Espíritu Santo en su interior. Se derramaron lágrimas de alegría, de emoción, de ternura, de amor… Se vivió un tiempo muy intenso con la imposición de manos derramándose el Espíritu Santo sobre cada uno de nosotros.
Posteriormente, tuvimos testimonios impresionantes de todos los participantes, especialmente de jóvenes ( una joven dijo 3-4 frases entrecortadas por el llanto de su experiencia que nos emocionó a todos).
En fin, una experiencia irrepetible, porque el Señor y el Espíritu Santo siempre me sorprenden y alientan para continuar en el camino.
Gracias a la Comunidad K.J.B. por su trabajo, esfuerzo, cariño y acogimiento conmigo y con todos.

Javier

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio