Curso Felipe en Pontevedra

TRAS LAS HUELLAS DE FELIPE

Hola amigos, este fin de semana entre el 2 y el 3 de marzo hemos vivido un super retiro con la gente de KOINONÍA de JUAN BAUTISTA que se acercaron a nuestra parroquia de Santa María La Mayor en la ciudad de Pontevedra.

Ya era nuestro tercer encuentro impartido por esta comunidad y en esta ocasión nos invitaron a ir “tras las huellas de Felipe”, según lo narrado en Hechos  8, 35. 

Acudimos con mucho entusiasmo porque lo que organizan estos hermanos es verdaderamente enriquecedor, y así, una vez más esta convivencia fue bastante especial; vivirlo fue una tremenda experiencia ya desde el viernes en que “Felipe nos recibe” y nos va llevando a vivir tal como nos habla este pasaje evangélico. Sedientos, lo invitamos a subirse a nuestro “carro” para que nos anuncie “la buena nueva” de Jesús.

Con el corazón abierto,  con la guía de estos hermanos y el fuego del Espíritu Santo recorrimos el camino que nos prepararon junto a Felipe y sin desperdicio alguno gozamos cada momento.

Solo puedo decir que hay que ¡Vivirlo!,  porque salimos de él como lo hizo el eunuco después de su bautismo: Llenos de alegría, siguiendo nuestro propio camino  del  día a día.

Gracias y abrazos para nuestros queridos hermanos de la Koinonía en Villardeciervos.

INGRID

Hola amig@s!

El fin de semana, entre el 4 y 5 de marzo, he vivido, con mucha intensidad emocional, mi primer Retiro Espiritual, con l@s herman@s de KOINONÍA JUAN BAUTISTA.

Una buena amiga me comentó que venían a la Basílica de Sta.María y allá me fui muy ilusionada…

Me llevé una grata sorpresa por todo lo que he vivido ese día y medio con est@s herman@s tan humanos, tan enriquecedores y creyentes…

Ha sido una gran experiencia para mi y en ocasiones me he quedado sin palabras y en un silencio absoluto con lágrimas, viendo lo que nos habían preparado:

La escena del barro, con Vitia, fue impactante para mi, también la escena de la Cruz con Flor…IMBORRABLE, jamás lo olvidaré.

He sentido, cada momento, en mi corazón herido, una fuerza sobrecogedora que ya no me abandonará. Cuando Vitia,querida, cogió mi cabeza entre sus manos, para orar por mi y «bendecirme», sentí su AMOR, su FE, la pasión con la que vive todo y me sentí liberada…Por todo esto y más siempre estaré agradecida…en deuda de agradecimiento para toda la vida que el Señor me dé…

Abrazos cálidos para mis querid@s herman@s de Villadeciervos. Jamás os olvidaré: Vitia, Flor, Armando…GRACIAS POR TODO!GRACIAS X TANTO!Hay un antes y un después en mi vida por haberos conocido y vivido lo que me habéis hecho vivir y sentir…Mi amiga me llevó a Felipe, Felipe me llevó a vosotr@s y vosotr@s me encomendasteis a Dios…

Cuidaros mucho y que Dios os bendiga. 

DORY