Convivencia de jóvenes Cantabria

El campamento estuvo genial.
Me gustaron mucho las comidas, en general todas estaban buenísimas
Las actividades estaban bastante entretenidas, a pesar de las dificultades. Las dinámicas tenían un trasfondo muy bonito y sin apenas  darnos cuenta fueron las que consiguieron unir al grupo y transformar en 4 días a unos desconocidos en verdaderos amigos.
El ambiente y el trato entre monitores, chicos, chicas, pequeños y grandes no pudo ser mejor.
También me gustaron los juegos de noche, la jinkana, el baile matutino y la lectura bíblica de cada día, al igual que dar gracias al señor por algo ocurrido en el día anterior y la bendición de la mesa.
Para años próximos me encantaría tener más testimonios de fe como el del cura que fue muy interesante, además de tener un poco más de tiempo libre entre comidas-actividades y sin duda alargar los días jajajajaja 4 se hacen super cortos y da mucha pena tener que despedirse de todos tan rápido.
Irene, 19 años

 

El campamento a mí me ha parecido genial ya que había actividades muy interesantes la gente ha sido muy amable los monitores más y me ha parecido un campamento fantástico y no tenía esas expectativas pero he salido con unas muy buenas.
Raúl, 15 años

 

Al principio, no tenía muy altas expectativas en el campamento ya que solo conocía a los monitores pero no a las personas con las que tendría que convivir casi una semana , pero tras las primeras horas del día me pude dar cuenta de que el campamento iba a superar esas expectativas y me ayudaría a conocer a Jesús más a fondo en otras personas . El vivir la fe en común y ver que no estás solo en momentos difíciles y en el día a día es lo más importante que me llevo de este campamento al igual que muchas otras lecciones de compañerismo, amor y cariño.
Miriam, 17 años

 

No tengo mucha idea de hacer esas cosas, pero básicamente que me he divertido mucho tanto con los compañeros/amigos y con los monitores, las actividades y salidas la verdad están muy bien, la comida mejor ni hablar de ello, con lo que he comido ya sabréis mi respuesta sobre ello.
José, 18 años
 
Debido a mi personalidad y mi carácter, me considero una persona bastante independiente, en el sentido de que siempre intento hacer las cosas por mi cuenta, trato de ser “mejor persona” cada día y en general vivo la vida de forma individualizada.
Por tanto este campamento me ha hecho darme cuenta de que cada opinión cuenta, de que no es suficiente que tú quieras actuar de forma correcta, sino que tu objetivo es transmitir tus valores a los que te rodean para que ellos también actúen de forma correcta, y del mismo modo, estar abierta a lo que ellos tengan que decir para aprender todos  juntos.
He aprendido de la importancia del trabajo en equipo y creo que todos hemos ganado en confianza y fuerza para enfrentarnos al mundo, aferrándonos en Dios o en nuestra familia y amigos, seamos más creyentes o menos.
Con lo cual, animo a cualquier persona a venir a este campamento y le aseguro una felicidad infinita y una paz interior súper bonita al acabar el mismo.😊
María 
« 1 de 2 »